Loading...

El mundo se debate entre la recesión y la estanflación

Enlace copiado
Luis Membreño - Economista

Luis Membreño - Economista

Enlace copiado

La situación económica mundial ha cambiado radicalmente en los últimos seis meses. Luego del devastador impacto que tuvo la pandemia sobre la economía mundial durante 2020, el rebote económico de 2021 fue muy fuerte, pero surgieron problemas como el del desabastecimiento, por la alta demanda ocasionada por el alto poder adquisitivo de la población. Las fuertes transferencias de recursos monetarios que se dieron en Estados Unidos y muchos países del mundo, además del ahorro que hicieron los ciudadanos porque dejaron de consumir durante el encierro, ocasionó que los contenedores y barcos no dieran abasto para trasladar mercaderías a los diferentes países.

El efecto de la abundante demanda y la escasa oferta ocasionó durante el segundo semestre de 2021 un proceso inflacionario elevado que perdura hasta este día y que no se espera que mejore en el futuro cercano. Al mismo tiempo que la inflación se ha elevado a niveles de más del 8 % en Estados Unidos, las economías están enfrentando un proceso de un menor crecimiento económico, lo que ha conducido a lo que podemos definir como una estanflación.

En El Salvador la economía rebotó fuertemente en el segundo trimestre de 2021, producto de la fuerte caída del segundo trimestre de 2020. En el segundo semestre de 2021 la economía se fue desacelerando hasta cerrar diciembre con un crecimiento de cerca de 2 %. Los datos del Banco Central de Reserva (BCR) de los meses de enero y febrero de 2022 indican que el crecimiento de la economía está por debajo del 3.2 % que ha proyectado el BCR para 2022 y el 3 % que ha proyectado el Fondo Monetario Internacional en sus recientes cálculos que presentó en abril.

La economía salvadoreña es muy probable que esté experimentando una estanflación ya que la economía está creciendo a menos del 2 % y la inflación se encuentra en niveles muy altos de 6.5 %. Esta situación se está replicando en países como Estados Unidos y muchos otros países del mundo, ya que desde que estalló la invasión de Rusia a Ucrania los precios de una infinidad de materias primas se elevaron todavía más y no se vislumbra que esos precios puedan bajar en el futuro cercano. Es más, hay proyecciones que precios como el del petróleo, gas natural, trigo, maíz, por mencionar algunos productos, se puedan elevar aún más en lo que resta de 2023.

Después de los mensajes que envió la Reserva Federal de Estados Unidos con el incremento de medio punto porcentual en su tasa de interés de referencia (Fed Funds) el 4 de mayo, su anuncio que elevará la tasa de interés en sus próximas reuniones en medio punto adicional en cada una de las reuniones de junio y julio y que hará todo lo necesario para reducir la inflación del 8.5 % actual a 2 %, ha generado una preocupación de que la economía de Estados Unidos pueda entrar en recesión en un futuro no muy lejano. Los mercados bursátiles han seguido cayendo fuertemente, los cripto activos están experimentando una fuerte caída y algunos han llegado a un valor cercano a cero.

En vista de todo esto, no podemos quedarnos de brazos cruzados en El Salvador, ya que si la economía de Estados Unidos entra en recesión, si el desempleo se incrementa, las remesas familiares tenderán a crecer menos durante el segundo semestre de 2022 y eso impactará sobre el consumo, el empleo, las exportaciones, las importaciones, la recaudación de impuestos y eso podría conducir a nuestra economía a una recesión. Este es el momento de tomar decisiones basados en las realidades que estamos observando y lo que se espera que pueda suceder durante el segundo semestre de 2022 y el primer semestre de 2023.

Ahora es el momento que el gobierno salvadoreño abandone totalmente su apuesta por el bitcóin y los bonos volcán; que retome el diálogo constructivo con Estados Unidos y Europa votando en contra de Rusia en Naciones Unidas; que restablezca las relaciones con Estados Unidos; y que regrese a la mesa de negociaciones con el FMI, para poder obtener los recursos financieros que necesitará para enfrentar sus compromisos de pago de enero de 2023 y para que de esa manera pueda tener un "colchón" financiero que ayude a enfrentar una posible recesión nacional. ¡Las decisiones deben ser tomadas hoy porque para luego es tarde!

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines