Relato | "Espero poder dedicar el último año de mi vida a seguir trabajando"

La doctora María Isabel Rodríguez recibió ayer un homenaje en la UES. Fue develada una escultura en su honor, por su aporte académico y científico al alma máter, que rigió durante 8 años.

Enlace copiado
Doctora María Isabel Rodríguez

Doctora María Isabel Rodríguez

Enlace copiado

Pionera. Visionaria. Científica. Son solo tres de los adjetivos con los que fue descrita la doctora María Isabel Rodríguez, ayer por la mañana, en un evento donde fue develado un monumento para rendirle homenaje no solo por su trayectoria profesional, sino por sus valiosos aportes al desarrollo académico del país, en los ámbitos públicos de la salud y de la educación.

En la Plaza Minerva de la Universidad El Salvador (UES), el sol caía con fuerza. Ella, vestida en tonos azul claro y negro, y usando doble mascarilla para protegerse del covid-19, y con sus siempre impolutas uñas maquilladas de rojo, escuchó, casi sin pestañear, durante unos 45 minutos, las palabras que le dedicaron el rector del alma máter, Roger Arias, el vicerrector académico, Raúl Azcúnaga, el vicerrector administrativo,Juan Rosa Quintanilla, la presidenta de la Asamblea General Universitaria (AGU), María José Vargas, y a su exvicerrector académico, Joaquín Machuca, entre otros.

Arias, quien fue el primero en intervenir, habló de un proyecto de rescate de la memoria histórica de la universidad, de una inversión de $10 millones en la adquisición de nueva tecnología, de una apuesta de $15 millones para infraestructura, de un aumento de $1 millón para proyectos de investigación, de ocho nuevas ofertas para estudiar doctorados.

"Todo esto es lo que queremos retomar del legado de nuestros exrectores y de la doctora María Isabel Rodríguez. Esa visión de desarrollo. Esa visión de progreso. Esa visión de transformación de nuestra Universidad El Salvador, para ponerla al servicio de la población", manifestó.

Azcúnaga, en segundo lugar, destacó que cuando ella tomó por primera vez las riendas del alma máter, en 1999, el presupuesta era de apenas $21 millones y la matrícula de 30,000 estudiantes. A su salida, en 2007, esas cantidades subieron hasta $63 millones y 46,000 estudiantes.

"Esos más de 15,000 estudiantes que se matricularon en ese período de 8 años, en 14 años, no los hemos podido volver a igualar; apenas hemos pasado de 46,000 en 2007 a 61,000 para 2021. En 14 años, no hemos podido aumentar la matrícula al ritmo y celeridad en que los dos períodos de su rectoría lo lograron hacer", le reconoció.

Rosa Quintanilla le informó que gracias al complejo educativo que ella construyó y que se constituyó en la Villa Centroamericana, está siendo considerada como escenario para los próximos Juegos Centroamericanos y del Caribe 2023.

Luego, Vargas, la presidenta de la máxima autoridad normativa y electora de la UES, destacó su liderazgo en el empoderamiento de las mujeres en distintos ámbitos profesionales de la sociedad: "Ya no nos conformaremos con ser parte de un artículo en un discurso, sino ser la esencia de ese discurso, como lo es usted ahora", le dijo. "Su ejemplo y aportes deben ser para nuestra institución un llamado y un reto para lograr el liderazgo y el impulso en cada una de las áreas que hoy desarrollamos como institución", agregó.

El ingeniero Machuca, quien fue decano en el primer período de Rodríguez y su vicerrector académico, trajo a cuenta la exposición internacional de la doctora: "En El Salvador tienen un lujo de rectora", recordó que solían decirle cada vez que le tocó representarla en foros internacionales, donde a quien esperaban ver era a "Chabelita" y no a él.

Hubo voces entrecortadas y asomo de lágrimas durante varios de los discursos para honrar a la doctora, graduada de Medicina de la UES, decana de esa facultad, asesora de la Organización Mundial de la Salud, ministra de Salud entre 2004 y 2009. Pero la parte más emotiva fue cuando ella se adueñó del estrado, agradeció un par de minutos y, a sus 99 años, cumplidos el 5 de noviembre, ofreció un lúcido discurso que duró más de 25 minutos, en los que prometió seguir trabajando por el país. "Voy a trabajar todo lo que se pueda, hasta el atrevimiento que tengo de pensar que el último año de mi vida todavía lo voy a dedicar a trabajar", afirmó. "¡No lo dudamos!", gritó alguien entre el público.

HONORIS CAUSA Y OTRAS DISTINCIONES A SUS APORTES

Estos son solo algunos de los  reconocimientos recibidos por  su trayectoria.

Honoris Causa por la Univ. de  Guadalajara, México (2005). 

Honoris Causa por la Universidad Centroamericana, UCA (2006). 

Honoris Causa por la Univ. Nacional de Córdova, Argentina (2007).

Honoris Causa por la Univ. San Carlos, de Guatemala (2008).

Honoris Causa por la Univ. Cayetano Heredia, de Perú (2008).

Honoris Causa por la Universidad de El Salvador (2009).

Honoris Causa por la Fundación Oswaldo cruz, de Brasil (2014). 

Honoris Causa por la Universidad de Brasilia, Brasil (2014).  

Profesora Honoraria de la facultad de ciencias médicas de la Univ. de Santo Domingo.

Honor al liderazgo en la salud internacional, por la OMS.

Ilustre de la Salud Pública, por la OPS.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • El Salvador
  • UES
  • María Isabel Rodríguez
  • Universidad de El Salvador

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines