Condena internacional por espionaje a periodistas

La Sociedad Interamericana de Prensa y el subsecretario de Asuntos para el Hemisferio Occidental del gobierno de EUA están entre quienes han condenado el actuar contra periodistas.

Enlace copiado
Espionaje. Dispositivos de periodistas y defensores fueron infectados con Pegasus.

Espionaje. Dispositivos de periodistas y defensores fueron infectados con Pegasus.

Enlace copiado

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó el espionaje a 37 teléfonos móviles de periodistas y defensores de derechos humanos en el país. "Esta es una grave violación a la libertad de prensa. Reiteramos nuestro repudio al espionaje digital contra periodistas de varios medios del país e instamos al gobierno a investigar de forma urgente el origen de esta acción ilegal y a deslindar responsabilidades", expresó Jorge Canahuati, presidente de la SIP.

Carlos Jornet, presidente de Libertad de Prensa de la organización, insistió en que estos casos sean investigados como delitos. "El uso de este programa para espiar a periodistas viola la protección de las fuentes periodísticas y constituye un grave delito que debe ser castigado de acuerdo a leyes nacionales y principios jurídicos que penalizan estas prácticas", expresó.

La condena alcanzó diferentes puntos del continente. Brian Nicols, subsecretario de Asuntos del Hemisferio Occidental, del Departamento de Estado de Estados Unidos calificó la situación como preocupante.

"Preocupantes los reportes de espionaje telefónico a periodistas, políticos y miembros de sociedad civil en El Salvador. Nos oponemos a los esfuerzos para silenciar voces críticas. Libertad de Expresión y medios independientes son esenciales para cualquier democracia", publicó en su cuenta de redes sociales.

El reporte sobre espionaje fue publicado por Citizen Lab —laboratorio especializado de ciberseguridad de la Universidad de Toronto— tras investigar, en colaboración con otras organizaciones, y comprobar que 23 teléfonos que pertenecían a profesionales de El Faro y 14 a periodistas de otros medios y defensores de derechos humanos habían sido infectados por Pegasus, software de espionaje diseñado por la empresa israelí NSO Group.

Esta información ha sido publicada en diferentes medios a nivel internacional como El País, BBC, DW, The New York Times, CNN, Telemundo, Le Monde, The Washington Post, Reuters y otros medios de distintos países.

Aunque no se ha comprobado quién ha solicitado la infección de los dispositivos, NSO vende sus servicios solo a Estados. Por eso, Accesnow, una de las organizaciones que participaron del estudio, instó a que el Gobierno desista del espionaje a personas críticas de su administración.

"(Que) el gobierno de El Salvador detenga de inmediato el hostigamiento a periodistas y defensores y defensoras de derechos humanos, abra una investigación a través de la Fiscalía General, y cumpla con las recomendaciones y medidas cautelares de la CIDH", apuntó en comunicado.

Hasta el momento, pese a los cuestionamientos y peticiones para investigar el hecho y garantizar la seguridad de los periodistas, ni el gobierno de Nayib Bukele ni ningún miembro de su gabinete han emitido declaraciones sobre el tema.

A nivel nacional, la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) criticó que el hecho ocurra en un momento complejo para el periodismo en el país.

"La revelación sobre la confirmación de Pegasus llega en un momento delicado para el periodismo, en constante ataque por el autoritario gobierno liderado por el presidente Bukele", expresó APES en un comunicado. Además, detallaron cómo la actual administración ha puesto límites a la prensa desde sus inicios.

La organización exige al Gobierno una respuesta ante los cuestionamientos de la comunidad internacional por el espionaje contra los periodistas.

"Pese a la falta de garantías constitucionales o la independencia en las investigaciones fiscales, la APES exige —no pide— al Estado a responder de una manera seria y responsable", expresaron.

En esta misma línea, la Fundación Democracia, Transparencia y Justicia (DTJ) mencionó que, aunque no hay certezas, todo apunta a que la responsabilidad recae sobre el círculo de Gobierno y que su uso estaría cayendo en ilegalidad.

"El uso no autorizado de herramientas de vigilancia digital viola derechos humanos como el de la privacidad, la libertad de expresión y la libertad de prensa. Además, va en contra del derecho internacional de derechos humanos que obliga a los estados a proteger y garantizar los derechos de sus ciudadanos", reza su comunicado.

A la vez, periodistas y defensores que fueron víctimas de espionaje han cuestionado al Gobierno por la vulneración ocurrida durante varios meses.

"El nivel de intervención que han hecho en El Faro ha sido obsesivo, esto significa que las intervenciones no fueron de un día sino de casi todo un período", manifestó Julia Gavarrete, periodista de El Faro, uno de los medios donde más periodistas fueron víctimas de Pegasus.

Otros periodistas que forman parte de la lista pertenecen a El Diario de Hoy, Diario El Mundo, LA PRENSA GRÁFICA, Gato Encerrado, Revista Disruptiva y periodistas independientes. Uno de los dispositivos analizados pertenecía a Cristosal, uno a DTJ y otro a una ONG que prefirió permanecer en el anonimato. A estos se suman otros que recibieron alerta de infección en noviembre pero no fueron analizados.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines